mmdeportes
16 de marzo de 2015 / 12:39 a.m.

El Real Madrid venció 2-0 al Levante en la Liga de España con dos goles de Gareth Bale, sin embargo no todo fue color de rosa para los blancos.

Y es que el galés, y figura del partido, celebró el primer tanto de una extraña manera que sorprendió a los madridistas. El atacante decidió taparse los oídos, al parecer para no escuchar los claros pitidos de la afición del Santiago Bernabéu.

Además, tras su gol, fue abrazado y arropado por sus compañeros y pateó el bandín de corner, quizá para mandarle un mensaje a los hinchas y medios que lo han criticado últimamente en el país ibérico.