DIEGO MORENO - @diego_puyol
13 de septiembre de 2015 / 03:00 p.m.

La mayoría de los fanáticos a un equipo de futbol, harían lo que fuera para ver ganar a su equipo.

En un partido entre el Aberdeen y Celtic, un hincha que estaba pasado de kilos, intento distraer al equipo visitante en un penal utilizando su panza.

El delantero se perfiló para tirar, pero de repente apareció un aficionado detrás de la portería, se levantó la camisa y empezó a mover su ‘grasa’, desafortunadamente para el hincha, el balón entró a la portería.

A pesar de esto, el aficionado se fue feliz, ya que Aberdeen le dio la vuelta al partido y se llevó el triunfo 2-1.

Penal