AFP
11 de junio de 2016 / 08:37 p.m.

La Eurocopa de fútbol de Francia tuvo este sábado como epicentro Marsella, donde Inglaterra y Rusia empataron 1-1 en el partido estelar, pero donde sobre todo se vivieron graves disturbios violentos con un balance de 31 heridos, uno de ellos en estado crítico.

Además del choque de Marsella se jugaron otros dos encuentros en este segundo día de la competición, con victorias para Suiza y Gales sobre Albania (1-0) y Eslovaquia (2-1), respectivamente, pero la violencia de los 'hooligans' eclipsó al fútbol e incluso Niza, donde Irlanda del Norte y Polonia se enfrentan el domingo, fue escenario de disturbios violentos entre hinchas que se saldaron con siete heridos.

Pero las noticias más preocupantes tienen como protagonista a un aficionado inglés que se debate entre la vida y la muerte en un hospital de Marsella.

Hacia las 17:30 (hora local), ese hincha recibió "golpes con barra de hierro, al parecer en la cabeza", señaló una fuente policial.

Se le intentó reanimar en el lugar y luego fue evacuado a un hospital. Su pronóstico es reservado, completó el prefecto de policía del departamento de Bouches-du-Rhône, Laurent Nunez.

Los incidentes habían comenzado hacia las 16h00 locales (14h00 GMT) en el Vieux-Port (Puerto Viejo), corazón turístico de la ciudad y un lugar salpicado de restaurantes, bares y 'pubs' británicos.

La policía -unos 250 policías y gendarmes- utilizó también gases lacrimógenos y los aficionados escaparon del lugar corriendo por las calles vecinas. Algunos continuaron peleándose, arrancándose la camiseta y rompiendo botellas de cerveza, constató la AFP.

La mayor parte de los 'hooligans' llevaban una botella en la mano y algún 'pack' de varias cervezas.

Durante tres horas se sucedieron peleas esporádicas en los alrededores. La más numerosa, cerca del Vieux-Port, llegó a enfrentar a 500 hinchas, 300 por un lado y 200 por el otro.

Incluso una hora antes del partido hubo disturbios cerca del estadio Velodrome, obligando a las fuerzas de seguridad a utilizar granadas lacrimógenas y un cañón de agua para dispersar a los hinchas.

Decepción de los Pross

En el partido, intentando abstraerse de ese clima tenso y de las imágenes vividas en las últimas horas, Inglaterra y Rusia brindaron un partido reñido y con emoción hasta el final (1-1).

Eric Dier adelantó a los ingleses en el 73, pero los rusos evitaron la derrota con un gol de Denis Glushakov en el descuento final (90+2).

Ingleses y rusos quedan con un punto dentro de un grupo B que lidera en solitario Gales, tras ganar 2-1 a Eslovaquia en Burdeos con goles de Gareth Bale (minuto 10) y Hal Robson-Kanu (81). Ondrej Duda (61) logró el único de los eslovacos.

"Es un momento memorable, inolvidable e histórico para nuestro país", afirmó Bale.

Por su parte, Suiza superó 1-0 a la debutante Albania en Lens con un gol de Fabian Schar (5). Los helvéticos siguen en el grupo A el camino de Francia, que se impuso 2-1 a Rumanía en el partido de apertura, el viernes.

En el partido de suizos y albaneses se dio la circunstancia de ver frente a frenta a dos hermanos. Granat y Taulant.

Domingo de riesgo

El domingo, la Eurocopa continuará con tres partidos, el de la campeona mundial Alemania ante Ucrania en Lille y dos encuentros que se presentan tensos: Polonia-Irlanda del Norte en Niza y Turquía-Croacia en París.

Los disturbios entre hinchas en Niza en la noche del sábado hace temer que la situación de Marsella pueda repetirse allí.

"Sobre 20-30 jóvenes de Niza comenzaron a lanzar botellas a los aficionados de Irlanda del Norte. Se devolvieron algunas botellas y hubo algún puñetazo", indicó un policía norirlandés presente en el lugar.

"La policía francesa llegó para controlar la situación", añadió.

Se estima que serán 10.000 los norirlandeses desplazados para este partido.

Por su parte, el duelo entre turcos y croatas ya estaba calificado como de "riesgo" para las autoridades.

Además del Inglaterra-Rusia y el Turquía-Croacia, otros tres partidos de la primera fase tienen una consideración de "nivel 3" de alerta en una escala de 4, el Inglaterra-Gales de Lens (16 de junio), el Alemania-Polonia (16 de junio en Saint-Denis) y el Polonia-Ucrania (21 de junio en Marsella).