DIEGO MORENO
23 de agosto de 2015 / 01:42 p.m.

Existen muchas formas de festejar un gol, desde las más simples como abrazar a tus amigos, hasta la más arriesgada como maromear en plena cancha; este último incluso ha causado la muerte en un partido.

En un juego de las inferiores de Inglaterra, un jugador local anotó gol y fue a festejarlo con la afición, pero lo que nunca esperó es que el recogebalones se metiera a celebrar con él en medio de sus compañeros, el futbolista decidió cargarlo y seguir con su festejo.

Recogebalones celebrando