REDACCIÓN - @MMDEPORTESMX
17 de septiembre de 2015 / 12:41 p.m.

El nombre de André-Pierre Gignac volvió a sonar en Francia, concretamente en Marsella; sin embargo, no por sus actuaciones en Tigres sino porque aparece involucrado en una acusación de transferencias sospechosas del Olympique.

De acuerdo con un reporte publicado por ‘Francetvinfo’, y tras una investigación de más de cuatro años, un tribunal acusó al ex presidente de la institución gala, Jean-Claude Dassier, por el mal uso de los bienes de la empresa, asociación ilícita, blanqueo de capitales, falsificación, y estar congeniados con el crimen organizado.

Esto ‘salpicó’ también a las transferencias que realizó el conjunto marsellés bajo el mandato del ex dirigente, incluyendo el fichaje de ‘Guiñá Guiñá’. De hecho, la transferencia fue una de los más sonadas en su momento.

Las sospechas se levantaron en el 2011, cuando el juez de Marsella, Christophone Perruaux, abrió una investigación penal por diversos crímenes. El resultado fue impresionante: transferencias ilícitas por 55,3 millones de euros, esto entre el 2009 y 2011.

La indagación se centró en el traspaso de 14 jugadores: Gignac, ‘Lucho’ González, Stéphane M’bia, Souleymane Diawara, Fabrice Abriel, Mamadou Niang, César Azpilicueta, Cyril Rool, Fernando Morientes, Charles Kabore, Loïc Remy, Benoit Cheyrou, Hatem Ben Arfa y Gabriel Heinze.

Sin embargo de estas, dos son las que más se encuentran ‘bajo la lupa’: la de André-Pierre, quien llego al Olympique procedente del Toulouse en el 2010 por 20 millones de euros así como la del zaguero Diawara, quien jugaba en el Burdeos durante el 2006 y que costó 6 mde.

Cabe resaltar que esta investigación no afecta en lo más mínimo al Club Tigres, ni al atacante francés.