AP | @MMDEPORTESMX
16 de marzo de 2016 / 04:59 p.m.

La FIFA admitió el miércoles que hubo compra de votos en elecciones para las sedes de los mundiales, y el organismo quiere que las autoridades estadounidenses le entreguen "decenas de millones de dólares" confiscados a los ex dirigentes del fútbol que aceptaron sobornos.

El organismo remitió este martes un documento de 22 páginas a la oficina del fiscal de Estados Unidos en Nueva York para reclamar la devolución de gran parte de los 190 millones de dólares ya abonados por funcionarios del fútbol y del marketing deportivo que se declararon culpables en un vasto caso de corrupción.

Es probable que las autoridades estadounidenses recauden decenas de millones de dólares más cuando se conozcan sus condenas, y de parte de decenas de otros dirigentes acusados pero que han negado cargos por soborno o luchan contra procesos de extradición.

La FIFA dice ser víctima de la actuación de individuos corruptos, a pesar de las críticas extendidas de que el cobro de sobornos formaba parte de la cultura del ente durante las presidencias de Joao Havelange y Joseph Blatter, a quién el escándalo obligó a dimitir tras 17 años en el cargo.

En documentos a los que tuvo acceso The Associated Press, la FIFA reclama:

— 28,2 millones de dólares por años de salarios, incluyendo primas, vuelos y dietas, a funcionarios a los que ahora califica de corruptos.

— 10 millones de dólares por el "robo" de dinero que los funcionarios del ente transfirieron en calidad de sobornos a otros que entonces formaban parte del comité ejecutivo que eligió a Sudáfrica como sede del Mundial de 2010.

— El "considerable" coste legal desde que se conoció la existencia de dos investigaciones por corrupción, una en Estados Unidos y otra en Suiza, contra el organismo el pasado mayo.

— Una indemnización por daños a su reputación, además de otros sobornos y comisiones extraoficiales en contratos de derechos comerciales para competiciones no gestionadas por el organismo, pero "que fueron posibles por el valor de la marca FIFA".