EFE
7 de octubre de 2017 / 04:36 p.m.

Francia ganó este sábado en Sofía por la mínima (0-1) contra Bulgaria y se garantizó al menos una plaza en la repesca para el Mundial 2018 en Rusia, a la falta del último encuentro el martes próximo.

Los visitantes presionaron desde el comienzo del partido y esta presión agresiva dio como resultado el primer gol para los franceses: en el minuto tres la estrella de Juventus, Matuidi, tiró la pelota en la red de la puerta de Iliev, tras pase de Griezmann.

Los búlgaros perdieron la oportunidad de igualar en el minuto siguiente con un tiro de Slavchev.

Durante toda la primera mitad los franceses controlaron casi durante todo el tiempo la pelota (65 por ciento de posesión) y apenas permitieron a los balcánicos cruzar el centro del terreno.

Hasta el minuto 26 los franceses tuvieron cinco tiros directos contra el arco rival frente a un solo ataque de los búlgaros, unos intentos que no cambiaron al resultado.

Los locales, dirigidos por Petar Houbtchev, tuvieron una gran oportunidad en el minuto 37, tras tiros consecutivos de Nedelev, Kostadinov y Slavchev contra la puerta francés, todos repelidos por el arquero Lloris.

La segunda mitad transcurrió su sorpresas, aunque los franceses abandonaron su dinámica de juego mientras que los búlgaros intentaron retomar la iniciativa, aunque en vano.

Los balcánicos tuvieron sus oportunidades en los minutos 52 y 69, mientras Lacazette estuvo a punto de marcar un segundo gol para los franceses.

Con la victoria de Suecia contra Luxemburgo, la lucha por la primera posición en el grupo A para el Mundial sigue abierta, mientras que Holanda se mantiene con vida en el grupo A gracias a una victoria fuera de casa contra Bielorrusia.

AM