REDACCIÓN
19 de marzo de 2015 / 01:13 p.m.

El Real Madrid ya se prepara para el Clásico de España ante el Barcelona y parece que quieren vencer a los culés a base de golazos.

La prueba está en lo sucedido hoy en un entrenamiento. El mediocampista Luka Modric probó a Iker Casillas de larga distancia y le marcó un golazo de pierna derecha.

El derbi es este próximo sábado en el Camp Nou, duelo correspondiente a la Jornada 28 de la Liga de las estrellas.