GUILLERMO GONZÁLEZ | @WILLIEMTY
11 de octubre de 2016 / 09:37 a.m.

No sé por qué son así los mexicanos. No entiendo por qué viven con un permanente negativismo sobre el propio país y su gente. Me da la sensación que a muchos les da gusto que a la selección mexicana le vaya mal.

Hay una permanente predisposición al fracaso, a que las cosas salgan mal. Osorio no es tan malo como la mayoría dice. Es un gran técnico que está viviendo por primera vez en su carrera un verdadero infierno. La mayoría dice que el problema es la rotación. Otros dicen que es que nunca antes había dirigido a una selección nacional.

Otros dicen que habla como predicador. Total, un verdadero caos. Los jugadores mexicanos son brutalmente atacados por la prensa y por los aficionados. Los juicios son pasionales y no reflejan objetividad.

El equipo hace un gran partido y se sienten campeones del mundo, pierden otro y los matan. No hay punto medio. Aficionados y jugadores han sido bautizados desde ratones verdes hasta cangrejos.

Hugo Sánchez una y otra vez ha repetido hasta el cansancio que en su propio país la gente no lo quiere. Y todo es porque según la mayoría, hablaba como español jugando para el Real Madrid.

Por otro lado usted me señalará que yo le he dado con todo a Chicharito. Y no es así. Todo lo que le he escrito a Javier es para ayudarlo.

Gracias a mis críticas, Chicharito alcanzó 100 goles en Europa. Yo siento que soy parte en gran medida de esos goles. Los mexicanos tienen que ser más positivos. Nosotros los ciudadanos americanos que vivimos en este hermoso país, pensamos que ustedes tienen una mina de oro. Un lugar extraordinario que deberían apreciar con mayor claridad.

Les pido que no sean exagerados, que mantengamos la ecuanimidad a pesar de que se vayan a comer otros dos goles contra Estados Unidos en el Hexagonal. Porque si a alguien le tienen miedo es a Trump y a el equipo de futbol del mejor país del mundo, los Estados Unidos.

El periodismo y los hinchas mexicanos deben convivir en armonía por el bien del crecimiento del balompié nacional.