REDACCIÓN | @MMDEPORTESMX
28 de marzo de 2016 / 12:21 p.m.

El juego amistoso del próximo martes entre las selecciones entre Francia y Rusia es considerado de alto riesgo después del atentado terrorista del pasado noviembre, por lo que las autoridades tomarán medidas de seguridad extremas.

Han revelado que para este partido que se jugará en el Stade de France habrá francotiradores, con el fin de afrontar cualquier incidente que se pueda presentar antes, durante y después del juego.

Laurent Sumonin, director adjunto de la policía de París para el orden público y el tráfico, comentó que también se contará con un equipo especial de la Policía Nacional Francesa para intervenir en caso de algún problema.

"Los francotiradores se colocarán alrededor del estadio. Además, una unidad de élite de la Policía Nacional Francesa estará lista para intervenir durante el partido. La seguridad será similar a la implantada durante los tres partidos del torneo Seis Naciones de Rugby, con un pequeño aumento suplementario en la seguridad", reveló Sumonin.