notimex
13 de julio de 2015 / 09:53 p.m.

La selección de Haití venció de manera sorpresiva 1-0 a su similar de Honduras, en partido de la fecha tres de la fase de grupos de la Copa Oro de futbol por el sector A, disputado en el Livestrong Sporting Park Stadium.

La histórica anotación que le dio al cuadro haitiano su primer triunfo en este certamen, corrió a cargo de Duckens Nazon apenas a los 13 minutos de juego, con lo que, de paso, dejó sin ninguna posibilidad al rival “catracho”.

Con el triunfo, la escuadra caribeña llegó a cuatro puntos y espera el resultado del duelo entre Panamá y Estados Unidos, donde una derrota canalera le permitiría poner un pie en la siguiente ronda.

Como era de esperarse, el conjunto hondureño se topó con un cuadro haitiano bien parado y que intentó hacerle daño a velocidad, sobre todo con Duckens Nazon como su hombre más peligroso, quien dio un primer aviso a la meta de Donis Escober.

Luego de que la “Bicolor” tuvo un inicio que prometía, al llevar el balón a la portería de Johnny Placide, comenzó a aflojar y a cometer errores en su cuadro bajo, lo que le costó recibir el gol en contra apenas a los 13 minutos de juego.

Este se dio en un despeje largo que Kervens Belfort prolongó con la cabeza a la llegada de Nazon, quien ganó la espalda de Maynor Figueroa y sacó disparo machucado que pegó en el pasto para tomar en la salida a Escober y dejar el 1-0 en el tanteador.

La desesperación comenzó a hacer mella en el cuadro “catracho”, lo cual que se vio reflejado en los errores que cometía en el traslado de la pelota, al servirla cuando podía, y al terminar las pocas que generó ante el marco enemigo.

Con la eliminación rondando en la cancha, el técnico colombiano del once hondureño, Jorge Luis Pinto, adelantó líneas, pero a pesar de superar el muro haitiano se topó con el arquero Placide, de buena actuación, y con algunas fallas en la última jugada.

Honduras se cansó de llegar y de fallar ante el marco enemigo y tal vez el error fue haber metido tantos jugadores al frente porque no pudo concretar una, sobre todo las que tuvo Eddie Hernández, quien se dio el lujo de errar varias claras de gol. Ahora, dicen adiós a la justa.

Aceptable el trabajo del silbante salvadoreño Joel Aguilar además de que solo amonestó al hondureño Wilmer Crisanto.