EFE
26 de marzo de 2017 / 08:17 p.m.

Un hincha murió al caer accidentalmente del tercer piso de un graderío en el Estadio Morumbí de Sao Paulo, la mayor ciudad de Brasil, poco antes del Clásico en que el Sao Paulo y el Corinthians empataron 1-1 por el Campeonato Paulista.

El aficionado identificado como Bruno Pereira da Silva murió cuando intentaba atravesar una división de los graderíos para acceder a uno de los balcones preferenciales del estadio y pese a las peticiones de las personas que lo acompañaban para que desistiera de la maniobra peligrosa.

La víctima, hincha del Sao Paulo, sufrió una herida en la cabeza y fracturas abiertas en las piernas al caer desde el tercer piso y alcanzó a ser conducido con vida a un hospital, pero no resistió a las graves lesiones y murió.

Pereira da Silva, presidente en Pindamonhangaba, una ciudad en el interior del Estado de Sao Paulo, había viajado a la capital regional con un grupo de amigos para asistir al histórico Clásico entre dos de los clubes más populares de Brasil.

Tanto el Sao Paulo como el Corinthians divulgaron mensajes de pesar en sus páginas en internet después del empate por el campeonato del estado de Sao Paulo, el torneo regional más importante de Brasil.