20 de mayo de 2013 / 06:04 p.m.

¿Qué son los valores?

Cuántos de nosotros no realizamos valoraciones, elegimos que es mejor desde nuestro punto de vista. Por lo mismo no todos nos comportamos igual ante diferentes situaciones, ya que según los valores que damos, son las soluciones que brindamos a las actividades diarias  y así damos sentido a lo que hacemos.

Los valores son los ejes por los que se orienta la vida humana y constituyen la forma en la que actuamos.

¿Dónde aprendemos los valores?

Los niños aprenden a hablar y a actuar reflejando conductas de sus cuidadores o padres, de esta forma los pequeños actúan y pronuncian palabras que se dicen en el hogar.

De la misma forma vamos inculcando los valores que tenemos en cada uno de los niños con los que interactuamos, es decir que los valores son parte del acervo cultural que heredamos de nuestros mayores y que a su vez heredamos a nuestros hijos.

Quedando claro que las primeras relaciones de los niños surgen en el seno de una familia y posteriormente se amplia al interactuar con el resto de las comunidades, escolares, religiosas, deportivas etc. entonces el hogar se convierte en la base de formación de valores.

¿Educar en valores?

No podemos dudar que vivimos una época donde existe violencia, desigualdad social, crisis social, una sociedad que pide a gritos paz, igualdad, respeto, compromiso etc.

Ante este gran problema social, no cabe duda que como padres somos los protagonistas principales para formar e impartir una educación en valores.

Hay autores que manifiestas que la formación en valores se puede abordar en cuatro aspectos: la persona, las relaciones humanas, la realidad y la espiritualidad. Dándonos cuenta que el hogar juega un papel decisivo y que debe de ser en forma continua y por parte de cada miembro de la familia.

  ¿Cómo educar en valores?

-       A través de experiencias, brindando la oportunidad en situaciones diversas que el niño practique los valores.

-       Incluirnos en el proceso educativo de cada uno de los hijos. Conozcamos las reglas de la escuela, las formas de ser de los maestros y la manera en como se trabajan los valores en la escuela. Unámonos y vayamos en la misma dirección, ambos escuela y hogar.

-       La reflexión diaria y ante cada situación le permitirá asumir sus propios valores como guía de conducta y de vida.

-       Fomente actividades sociales como días de campo, festejos de cumpleaños, convivios etc. donde puedan practicar valores y compartan intereses comunes para descubrir los valores que poseen.

-       A través de nuestro ejemplo diario, no solo practiquemos valores en nuestra comunidad sino en nuestro propio hogar.

 

¿Para qué educar en valores?

Porque necesitamos un cambio social, porque hemos descuidado por intereses económicos el bienestar social de nuestra comunidad.

Ante tanto problema social por falta de práctica de valores, solo nos asustamos, acusamos a las autoridades gubernamentales y escolares, ¿Qué sucede? ¿Qué hacen? ¿Por qué no terminan con tanta problemática? Pero rara vez nos cuestionamos a nosotros mismos ¿Qué hice yo con mi familia? ¿Cómo eduqué a mis hijos?  ¿Qué ejemplo les he dado?

Recordemos que nosotros somos quienes formamos los valores como primera institución social en la que conviven nuestros hijos, no dejemos la tarea que nos corresponde a alguien más.

 Miriam Benítez González