REDACCIÓN
23 de agosto de 2015 / 03:35 p.m.

Una increíble atajada se protagonizó en la segunda división del futbol inglés, el arquero Tomasz Kuszczak fue el héroe del partido al salvar el empate a uno.

El polaco rasguñó una pelota que era imposible, con mano cambiada tapó el balón que pegó en el poste y fue rechazada por un defensor.

El portero llegó al balompié inglés en el 2004 con el West Bromwich después de un par de temporadas en la Bundesliga.