AFP | @mmdeportesmx
30 de marzo de 2016 / 11:16 a.m.

El nuevo presidente de la FIFA, el suizo Gianni Infantino, arribó ayer a Montevideo para una visita en la cual las autoridades de Uruguay lo recibieron de brazos abiertos, luego de que el directivo se mostrara favorable a la organización de la Copa del Mundo 2030, conjuntamente con Argentina.

Infantino aterrizó en el aeropuerto Internacional de Carrasco proveniente de Paraguay, en el marco de su primera gira tras ser elegido jefe de la FIFA luego del escándalo de corrupción en el organismo rector del fútbol mundial, que golpeó con fuerza a la región.

Infantino dio una rueda de prensa luego de vistitar al Museo del Fútbol, en el mítico estadio Centenario, donde se jugó el primer Mundial en 1930.

"Personalmente soy muy favorable (a otorgar la sede a uruguayos y argentinos), el 2030 es un año muy importante. Se cumplirán 100 años del primer Mundial (ganado por los charrúas a los gauchos). La historia se tiene que respetar”, declaró Infantino, de 46 años.

Los presidentes de Uruguay, Tabaré Vázquez, y de Argentina, Mauricio Macri, anunciaron en enero que sus países pelearán juntos por organizar la centenaria justa mundialista, cargada de significado para los amantes del fútbol.

Vázquez anunció ayer que planteará formalmente a Infantino el interés de Uruguay y Argentina en organizar ese certamen.