CORTESÍA: MEDIOTIEMPO
9 de junio de 2018 / 01:27 p.m.

Fue poco tiempo el que Inglaterra Sub-21 necesitó para aniquilar el sueño histórico de la Selección Mexicana Sub-21 en el Torneo Esperanzas de Toulon y así convertirse en tricampeón del certamen.

Si bien los aztecas se adelantaron en el marcador gracias a Roberto
Alvarado, en cinco minutos y un error garrafal de José Hernandéz los ingleses aniquilaron las ilusiones de los dirigidos por Marco Antonio "Chima" Ruíz para finalizar con un 1-2 en contra.

Adiós a la nueva historia en la categoría, Eduardo Aguirre no pudo convertirse en goleador, los aztecas perdieron también el invicto y con ello lo que podría ser el segundo campeonato de este combinado en dicha competencia. La baja y el liderazgo de César Montes en la defensa afectó, aunque los cuatro zagueros, Joaquín Esquivel, Jesús Sánchez, Gerardo Arteaga y Carlos Vargas hicieron un buen trabajo. En el medio campo también hizo falta Jonathan González.

El inicio fue de ensueño, una jugada ofensiva creada por Lalo Aguirre que conduce el esférico desde la media cancha para servir desde la izquierda a Alvarado quien definió con tranquilidad y mucha técnica para abrir el marcador con apenas dos minutos en el reloj.

Sin embargo, la presión inglesa dio resultados de inmediato, en tan solo cinco minutos firmaron la voltereta. El empate cayó como regalo del guardameta azteca, una jugada a balón parado que se le fue de las manos a José Hernández para dejarla sola al remate de Dael Fry y así el 1-1.

El golpe anímico fue letal y aprovechado por el rival para de inmedito volver a hacer daño en la zona mexicana, ahora por conducto de Kieran Doweel que recibió y ante la tardía llegada de Vargas definió y firmó el 2-1 para irse al descanso.