AP 
21 de febrero de 2017 / 03:25 p.m.

El portero suplente de un equipo de las divisiones inferiores del fútbol inglés pagó caro haberse comido una empanada de carne durante un partido contra Arsenal, al tener que renunciar a Sutton United mientras las autoridades investigan si violó el reglamento que regula las apuestas deportivas.

La casa de apuestas de un periódico británico, que patrocinó a Sutton United para el partido del lunes por la Copa de la FA, pagaba 8 a 1 si el arquero Wayne Shaw se comía una empanada de carne durante el partido.

Después que Sutton agotó sus cambios y no había posibilidades de que Shaw entrase al partido, que terminó en una derrota 2-0 ante Arsenal, el regordete portero se comió la empanada sentado en la banca.

"Wayne presentó su renuncia esta tarde ante el director de la junta, y fue aceptada", dijo el técnico de Sutton, Paul Doswell, a Sky News. "Es un final muy triste a la que era una historia muy buena".

Las imágenes de Shaw comiendo en la banca fueron transmitidas por la BBC.

"Se me ocurrió molestarlos un poco (a la casa de apuesta), así que lo hice", comentó Shaw a la prensa británico.

Sin embargo, su broma llamó la atención del organismo rector de las apuestas en Gran Bretaña y de la Asociación Inglesa de Fútbol, que investigan el incidente.

Además, restó brilló al partido más importante en los 118 años de historia de Sutton, y el club del sur de Londres tomó medidas contra Shaw.

"Wayne se convirtió en una figura internacional por pesar 322 libras", dijo Doswell. "Y creo que se aprovechó de eso para conseguir más atención de la prensa. Creo que no es refleja bien en nosotros".

El reglamento de la FA prohíbe que los jugadores apuesten en cualquier "suceso" del partido, aunque este incidente ocurrió fuera de la cancha. No hay evidencia de que Shaw se haya beneficiado económicamente.

Richard Watson, director de cumplimiento de la Comisión de Apuestas, dijo que investigan el incidente porque "la integridad del deporte no es una broma".