CORTESÍA LA AFICIÓN
15 de julio de 2017 / 07:32 p.m.

México debe aprender a superar barreras, a encontrar la fórmula de romper las murallas de rivales como Jamaica, que se replegó atrás, y que así secó el ataque del Tricolor. De ese empate frente a Jamaica, el entrenador Juan Carlos Osorio asume la responsabilidad total.

El entrenador se mostró aún más cuando tuvo qué contestar al
respecto, cuando recordó los yerros frente a los Reggae Boyz. Y en
ese tono, aunque con un dejo de molestia, respondió: “Es difícil
entender qué sugiere usted cuando dice de quién es la responsabilidad de lo que ocurrió contra Jamaica”.

Enseguida, y con los mismos tintes, recalcó que “si usted se refiere al resultado, entonces es mi responsabilidad, el que no hayamos creado situaciones de gol también es mi responsabilidad por falta de
entrenamiento, espero que mejoremos en ese aspecto y que mañana se tenga la penetración que no tuvimos contra Jamaica, nosotros queremos acostumbrarnos a esos escenarios contra equipos que repliegan como lo hizo Jamaica,”.

Incluso, recordó que hay varias selecciones que se le han plantado de la misma forma al cuadro azteca, como Estados Unidos en el último duelo del Hexagonal, aquel que se jugó en el Estadio Azteca y que terminó con un empate sin goles.

EL DUELO CONTRA CURAZAO
Curazao es el siguiente rival de la selección mexicana en la Copa Oro, es una de las escuadras más débiles del torneo de Concacaf. Jamaica y El Salvador ya los vencieron en esta Copa Oro, por lo que el cuadro mexicano deberá hacer válidos los pronósticos e imponerse en este encuentro para saber en qué posición queda para los cuartos de final del certamen, luego de que el conjunto tricolor empatara a cero goles con Jamaica, en un partido en el que solo hubo cuatro cambios de parte de Osorio en relación al partido inaugural en donde vencieron a El Salvador, por lo que esta vez las rotaciones no fueron tema a discutir en esta ocasión.

Los cuartos de final están a la vista y México está obligado a crecer
durante el devenir del torneo, ya que la actuación ante Jamaica dejó
insatisfecha a una afición que esperaba el triunfo en la casa de los
Broncos de Denver.

“El futbol es un aprendizaje constante, el juego contra Jamaica nos
enseñó y dejó muchas cosas. Jamaica se replegó, no lo esperábamos, pero es un escenario al que nos tenemos que acostumbrar”.