EFE
26 de abril de 2016 / 10:54 a.m.

La muerte de 96 aficionados en la tragedia del estadio de Hillsborough, en 1989, fue consecuencia de un "homicidio involuntario", según determinó este martes la investigación judicial sobre este caso.

Al término de estas pesquisas, el jurado, compuesto por nueve miembros, llegó a esa conclusión por una mayoría de siete contra dos, al tiempo que consideró que el comportamiento de los aficionados no provocó la tragedia.

Un total de 96 personas murieron aplastadas en una avalancha humana el 15 de abril de 1989, durante la semifinal de la Copa de Inglaterra (FA Cup) que enfrentaba al Liverpool y al Nottingham Forest en el estadio Hillsborough, de Sheffield (norte de Inglaterra).

El jurado del tribunal de Warrington afirmó que se trató de un "homicidio involuntario" al considerar probadas cuatro cuestiones "clave" para este caso.

En este sentido, concluyó que el comisario de policía encargado de la seguridad aquel día, David Duckenfield, tenía la "obligación de velar" por el cuidado de los asistentes al partido y que "incumplió" ese mandato.

Asimismo, el jurado se declaró convencido de que el "incumplimiento del deber" cometido por Duckenfield provocó las citadas muertes y que su actuación se puede catalogar como una "negligencia grave".

Durante esta investigación, quedó demostrado que el comisario dio la orden de abrir la Puerta C del estadio poco antes del comienzo del partido, lo que provocó la entrada de unos 2.000 aficionados a una grada situada detrás de una portería que ya estaba llena.

El 12 de septiembre de 2012, una comisión de investigación independiente ya concluyó en el Reino Unido que la Policía británica fue responsable directa de la tragedia de Hillsborough al haber estado a cargo de la seguridad del estadio ese día.

La investigación judicial en Warrington también señaló hoy que tanto la policía como los servicios de ambulancias "causaron" o "contribuyeron" a la pérdida de vidas en este desastre por la "comisión de errores o por omisiones" en su respuesta al comienzo de la avalancha.

Varios amigos y familiares de los fallecidos asistieron hoy a la lectura del veredicto y muchos aplaudieron a los miembros del jurado cuando abandonaron la sala.

Los abogados de las víctimas destacaron que estas conclusiones suponen un reconocimiento hacia la "incansable" lucha que han desarrollado durante los últimos 27 años para que se haga justicia.

Esta nueva pesquisa judicial comenzó en marzo de 2014, después de que la comisión de investigación independiente de 2012 desacreditase un veredicto de 1991, que consideró que los fallecidos en Hillsborough sufrieron "muertes accidentales".

Tras las escenas de júbilo vividas hoy en Warrington, las reacciones no se han hecho esperar y destacados futbolistas, como el excapitán del Liverpool Jamie Carragher escribió en su cuenta de Twitter: "Justicia por fin. #JFT96".

"¡Es fantástico ver la reacción de las familias afuera del tribunal! Muy emotivo", tuiteó John Aldridge, delantero del Liverpool que estuvo el día de la tragedia en Hillsborough.

"La verdad por fin ha salido. Tomen nota los que dudaban", agregó el exariete, quien militó después en la Real Sociedad de San Sebastián.

Mientras las redes sociales comenzaban a celebrar la noticia, docenas de personas cantaban frente al tribunal de Warrington la conocida canción del Liverpool "You'll never walk alone" ("Nunca caminaréis solos").