AGENCIAS
2 de marzo de 2016 / 04:59 p.m.

Juventus logró este miércoles una sufrida calificación para la final de Copa Italia eliminando al Inter, que había remontado el 0-3 de la ida con una grandísima actuación, y buscará revalidar el título de la pasada temporada ante el Milan, que venció ayer al modesto Alessandria.

El conjunto milanés, que necesitaba una hazaña para remontar el resultado del encuentro de Turín, empezó el partido con gran determinación ante un Juventus que se limitó a defender y a esperar espacios al contragolpe, y se fue al descanso por delante 1-0 gracias a un tanto del croata Marcelo Brozovic (m.17), que marcó con un gran remate desde fuera del área.

El Inter empezó la reanudación con la misma intensidad y logró ponerse 2-0 a los cuatro minutos de juego por medio de Ivan Perisic, que remató un perfecto centro de Eder (m.49). La reacción del Juventus fue encabezada por Simone Zaza, cuya zurda impactó en el poste.

A falta de diez minutos para el final, el Inter consiguió anotar el 3-0 que igualaba el resultado de la ida. Perisic provocó un penalti y Marcelo Brozovic lo transformó firmando su doblete personal, ante la euforia de los aficionados de San Siro (m.82).

En la prórroga, el Juventus atacó más en busca del 1-3 que le hubiera asegurado el pase. Simone Zaza se acercó al gol con un remate cruzado que salió por poco tras una gran acción personal y el español Álvaro Morata tuvo una doble ocasión en el último minuto, pero en ninguna de ellas pudo batir al atento arquero esloveno Samir Handanovic.

En los penaltis, el argentino del Inter Rodrigo Palacio remató al larguero y Leonardo Bonucci fue quien le dio al Juventus la sufrida calificación para la final de Copa Italia. Los blanquinegros, vigentes campeones de la competición, se medirán al Milan, que eliminó ayer al modesto Alessandria.