EFE
10 de noviembre de 2016 / 07:04 p.m.

El alemán Jurgen Klinsmann, entrenador de la selección de Estados Unidos, afirmó hoy que el duelo de este viernes contra México en el hexagonal final de la Concacaf será "deportivo" y de máximo respeto hacia el equipo rival.

"Lo he dicho y lo repito, lo que mañana vamos a jugar es un partido de fútbol lleno de emoción y entusiasmo, pero un evento estrictamente deportivo", declaró Klinsmann en la rueda de prensa que ofreció en Columbus (Ohio), donde se enfrentará con México.

Klinsmann rechaza todo tipo de tergiversaciones sociales o políticas que determinados sectores quieren establecer en torno al partido entre Estados Unidos y México.

"El fútbol une, conecta a la gente. Esta es una gran rivalidad. Es como Brasil contra Argentina, como Alemania contra Holanda. Es puramente deportivo, tenemos un enorme respeto por México y por su entrenador", agregó Klinsmann.

"Estoy emocionado de regresar aquí, de regresar a este tipo de enfrentamientos contra México. Esta vez tendremos un estadio lleno a favor nuestro, empujándonos con sus sentimientos y su energía", añadió Klinsmann.

En cuanto a lo que puede deparar el partido, Klinsmann dijo que el equipo estaba preparado para el gran reto de comenzar el hexagonal ante el rival más difícil que le podía tocar.

"México siempre es el rival a batir y por lo tanto llegamos al duelo con los mejores jugadores que disponemos en este momento y estoy muy contento de la mentalidad que hay dentro del equipo".

"Sabemos lo que tenemos que hacer para que nuestro juego en el campo tenga éxito y eso es lo que vamos a desarrollar mañana desde que de comienzo el partido", indicó.