REDACCIÓN
23 de agosto de 2015 / 07:51 p.m.

En el partido entre Everton y Manchester City, un hincha se sintió mal en la tribuna, el atacante se dio cuenta de esta situación y le pidió al árbitro que detuviera el partido para que la persona pueda ser atendida.

Sin duda alguna, un gran detalle del argentino.