AGENCIAS
13 de julio de 2016 / 10:23 a.m.

El FC Barcelona ha cerrado la contratación del lateral francés Lucas Digne (PSG) para las próximas cinco temporadas, lo que ha supuesto una inversión de 16,5 millones de euros, con una variable de 4 millones más en función de títulos y aportación individual.

El jugador francés, que tendrá una cláusula de rescisión de 60 millones, ha militado esta última temporada como cedido en el Roma, lo que le permitió jugar dos partidos contra el Barcelona en la Liguilla de la pasada Champions, con un empate (1-1) en Roma y una aplastante victoria azulgrana en el Camp Nou (6-1).

El jugador, citado por Francia en la pasada Eurocopa, llega al Barcelona, donde será presentado mañana, para disputarle la titularidad a Jordi Alba, quien se ha hecho con el lateral izquierdo en estas últimas temporadas, y donde no ha tenido competencia con sus compañeros, el francés Jérémy Mathieu y brasileño Adriano Correia.

Digne, formado en el Lille francés, fue fichado hace tres temporadas por el Paris Saint Germain, pero en el equipo capitalino no obtuvo los minutos que esperaba, y así logró una cesión al Roma, donde el curso anterior jugó una treintena de partidos, con tres goles en su haber.

Nacido en Meaux el 20 de julio de 1993 (cumplirá 23 años el miércoles de la semana que viene), Digne es un zurdo cerrado, muy atlético y de largo recorrido en la banda, lo que le permite incorporarse a acciones ofensivas con relativa facilidad.

Por primer vez, Jordi Alba tendrá en el nuevo fichaje un verdadero oponente para disputarle la titularidad de la banda izquierda.

Ganador del mundial sub-20 del 2013 junto al nuevo central azulgrana Umtiti, Digne cuenta en su historial deportivo con dos Ligas francesas, las obtenidas en los dos años que estuvo en las filas del PSG.

Lucas Digne se convierte en la tercera contratación de este verano en el equipo catalán, y es el segundo francés, después de que ayer el Barcelona confirmase la llegada del central Samuel Umtiti, de origen camerunés, pero internacional con Francia.

El primer refuerzo del Barcelona llegó tras la recuperación del que había sido jugador azulgrana hace unos años en el filial, el gallego Denis Suárez (Villarreal).