AGENCIAS
9 de agosto de 2016 / 02:35 p.m.

El entrenador del Barcelona, Luis Enrique Martínez, ha asegurado este martes que "sobre el papel" tiene la "mejor plantilla" desde que aterrizó hace tres años en el Camp Nou, si bien ha asegurado que está abierto a la llegada de un delantero siempre y cuando mejore al equipo actual.

El Barcelona 2016-17 se presentará mañana en sociedad con la disputa del Joan Gamper ante el Sampdoria, partido en el que debutarán en el Camp Nou Samuel Umtiti, Lucas Digne, André Gomes y Denis Suárez, las cuatro nuevas incorporaciones.

No estará, salvo sorpresa de última hora, el deseado cuarto delantero que el Barcelona busca para dar descanso al tridente formado por Leo Messi, Luis Suárez y Neymar da Silva.

En este sentido, Luis Enrique ha afirmado en rueda de prensa que "sigue con la misma idea y planteamiento" de incorporar esta pieza, si bien ha matizado que se apostará por ella "si encontramos algo que nos guste".

"Sobre el papel tenemos la plantilla más completa de los últimos tres años. Si encontramos algo que mejore la plantilla lo intentaremos, si no lo haremos con la magnífica plantilla que tenemos", ha precisado.

Ante la posibilidad de que finalmente no se incorpore un goleador, ha subrayado que cuenta con la polivalencia de volantes ofensivos como Denis Suárez, Arda Turan o Rafinha Alcántara para ocupar una de las puntas.

"Son jugadores que pueden jugar como puntas. Esa polivalencia me da muchas posibilidades", ha destacado Luis Enrique, quien ha admitido que el excedente de centrocampistas se debe también a la "oportunidad de mercado" que ha surgido este año con la llegada de "jugadores jóvenes a buen precio".

Sin embargo, ha abierto la puerta a que se produzcan cambios como una posible cesión de Sergi Samper, quien este verano ha firmado el contrato como jugador del primer equipo.

"Quedan días para cerrar el mercado. Todavía pueden haber salidas y entradas. Estamos atentos a cubrir cualquier cosa que suceda. Samper todavía puede seguir en la plantilla o salir cedido", ha reconocido.

Sí que parece estar "bien cubierta" la posición del lateral derecho, donde el preparado azulgrana cuenta con Sergi Roberto y Aleix Vidal, aunque no ha cerrado la posibilidad a una futura incorporación en otra ventana del mercado "en función del rendimiento del equipo".

Más taxativo se ha mostrado cuando le han preguntado por un posible refuerzo en el eje central después de que ayer se confirmara la cesión del zaguero belga Thomas Vermaelen al Roma: "No es una de las prioridades, ni mucho menos".

El Barcelona jugará mañana ante el Sampdoria el último amistoso de la pretemporada antes de la ida de la Supercopa de España que disputará el próximo domingo ante el Sevilla.

Ha explicado Luis Enrique que ya tiene decidido el portero que jugará en el Sánchez Pizjuán, pero no ha querido dar pistas sobre su elección, y ha desvelado que las nuevas incorporaciones han regresado de las vacaciones en un buen estado de forma.

No estará en Sevilla, Neymar da Silva, que sigue concentrado con la selección brasileña disputando los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Preguntado por las críticas que el delantero ha recibido tras los empates del combinado brasileño cosechados en los dos primeros encuentros del campeonato olímpico, Luis Enrique ha salido en defensa de su pupilo.

"Ya sabemos que esto del fútbol, a pesar de que es un juego de equipo, se tiende a personalizar y me parece un grave error, pero esto es así. Les deseo la mejor de las suertes a Neymar y Rafinha", ha enfatizado.

Lejos de polémicas olímpicas, el técnico azulgrana se ha mostrado optimista con las aspiraciones de su equipo con vistas a la temporada 2016-17.

"Uno ve la sesión de entrenamiento y parece que es un equipo que no ha ganado nada y ésa es la mejor situación. Se trata de un equipo único que se ha reforzado de una manera brillante", ha zanjado.