enrique cavazos
6 de mayo de 2015 / 11:06 a.m.

Mucho se habla de que la fama mueve el piso a los que caen en ella, pero, como en todo, hay sus excepciones. Luis Suárez, delantero del Barcelona, dio muestra de que la humildad sí existe en los futbolistas de elite mundial.

Y es que el atacante uruguayo dio la sorpresa de su vida a un niño con enfermedad de cáncer a través de una video llamada. El elemento blaugrana se hizo pasar por un doctor que atendería a Mate, pequeño uruguayo que tenía al 9 del Barcelona como su ídolo, a través de internet desde España.

La conversación inició tranquila y cotidiana, el niño no podía ver la pantalla del futbolista, quien comenzó con una sencilla explicación de la llamada, cuando de pronto, el rostro de Mateo se paralizó al escuchar un "seguramente has gritado un gol mío", dijo el delantero de 28 años. Acto seguido, Suárez apareció en el monitor, acción que trajo lágrimas de emoción al niño, quien, sin poder creerlo, escuchó el mensaje de fuerza y apoyo que el jugador del Barcelona le dedicó.