RAFAEL RIVERA
25 de mayo de 2015 / 09:27 p.m.

Mientras varios campeonatos de liga han llegado a su fin, la liga de China continuó con su actividad, destacando el duelo entre el Liaoning Whowin y el Chongqing Lifan. Correspondiente a la máxima categoría del futbol chino, el duelo terminó empatado 1-1, el cual fue marcado por el arquero del Chongqing

Producto de una falta, el Liaoning logró igualar el marcador, al verse beneficiados de una distracción del arquero rival. Producto de una discusión de los jugadores de ambas escuadras con el árbitro, el guardameta dejó su arco para tomar agua, sin darse cuenta que el partido se había reanudado y el conjunto local había logrado el empate, desatando la sorpresa del portero y su entrenador.