EFE
18 de diciembre de 2016 / 12:31 p.m.

El Manchester City protagonizó una decidida remontada en el Etihad Stadium ante el Arsenal (2-1), al que arrebató la segunda plaza de la Premier, y prolongó su persecución al liderato que ostenta el Chelsea con una renta de siete puntos.

El impecable momento del equipo de Antonio Conte ha dejado a sus rivales sin margen de error. Ni Arsenal ni City podían contemplar la posibilidad de una derrota. Perder era quedar a una enorme distancia del liderato.

El cuadro de Pep Guardiola afrontó más decidido la situación. Y eso que el Arsenal dispuso de la situación a favor desde el minuto 5, cuando un gran centro del chileno Alexis Sánchez fue aprovechado por Theo Walcott, que batió a Claudio Bravo.

Buscó la reacción el conjunto local, pero no tuvo acierto. Ni el belga Kevin De Bruyne ni el alemán Leroy Sané aprovecharon sus ocasiones, frustradas por la zaga y el orden rival y el portero checo Petr Cech.

Sin embargo, todo cambió en la segunda parte. Al poco del inicio, una acción de David Silva fue rentabilizada por Sané, que batió a Cech y estableció el empate.

Se animó el City, que se hizo con el partido. La entrada de Jesús Navas dio profundidad a los locales, que consumaron la remontada en el minuto 71 por medio de Raheem Sterling, que culminó una acción individual.

El triunfo deja al City segundo con siete puntos de desventaja respecto al Chelsea. Más atrás queda el Arsenal, ahora cuarto a nueve del líder.

También remontó el Tottenham para hacerse fuerte en el quinto puesto, por detrás del Arsenal. Ganó al Burnley (2-1), que se adelantó a los veinte minutos gracias a Ashley Barnes, que aprovechó un rebote para llevar el balón a la red.

Seis después logró el empate el conjunto de Mauricio Pochettino. Nació la acción en las botas de Kyle Walker, que llevó la pelota a Dele Alli, quien dentro del área finalizó a la perfección.

El gol del triunfo llegó a veinte minutos del cierre. Lo firmó Danny Rose.

Previamente, el Southampton se reencontró en Bournemouth con el camino del triunfo. Y eso que se topó con un gol en contra a los tres minutos, anotado por Nathan Ake a pase de Jack Wilshere.

Al cuarto de hora encauzó la situación el equipo visitante con un gol de Ryan Bertrand, que culminó una acción individual fuera del alcance de Atur Boruc.

En la segunda parte, el Southampton, séptimo, plasmó su superioridad. Jay Rodriguez firmó el segundo gol visitante tras un centro de Steven Davis y, a cinco minutos del final, el centrocampista inglés de ascendencia española firmó su doblete y sentenció el choque