CORTESÍA DE RICARDO MAGALLÁN / JESÚS HERNÁNDEZ | @LAAFICION
10 de noviembre de 2017 / 08:11 a.m.

Tras darse a conocer que los futbolistas Héctor Herrera y Diego Reyes están implicados en el escándalo de Paradise Papers, por crear estructuras financieras para evadir impuestos, el nombre de Matías Bunge, representante de ambos seleccionados nacionales, vuelve a relacionarse con asuntos ilegales.

Bunge, de nacionalidad argentina, tuvo un meteórico ascenso en un mercado cerrado y salvaje dentro del futbol mexicano: el de la promotoría de futbolistas. En pocos años, Matías logró "fichar" para sus filas a varios de los mexicanos que hoy militan en Europa: Diego Reyes, Héctor Herrera, Jesús Corona, Raúl Jiménez, Ulises Dávila y Jonathan Espericueta (éstos últimos ya de regreso en el balompié nacional).

En marzo del 2016, el sitio Football Leaks filtró documentos que comprobaban que los traspasos de Jesús Tecatito Corona (al Twente de Holanda) y de Diego Reyes (al Porto de Portugal) se habían realizado a través de la empresa Grupo Cónclave, de la cual Bunge fungía como representante y que estaba relacionada con Rodolfo

David Dávila Córdova, un ex funcionario del Banco de México acusado de ser operador financiero del Cártel de Juárez.

De acuerdo a la publicación de Football Leaks, Bunge fue el "puente" del traspaso de Diego Reyes al América en diciembre de 2012 y de Tecatito Corona al Twente en 2013. Ambos fichajes se realizaron a través de dos empresas: la ya mencionada Cónclave y Representaciones Internacionales Vijai SA de CV.

En el caso del traspaso de Corona, los documentos de Football Leaks demuestran que Grupo Cónclave, el ligado al Cártel de Juárez, logró que en el contrato quedara establecido que cobrarían un 10 por ciento por futuras transferencias del jugador mexicano.

Y hubo otro convenio, en el que se respaldaba que Representaciones Internacionales Vijai SA de CV. conservaba el 60 por ciento de los derechos del Tecatito, para lo cual pagó 3 millones de euros.

Dos años después, en agosto del 2015, el seleccionado nacional pasó del Twente al Porto a cambio de 10.5 millones de euros, dejando una ganancia a repartir de 7.3 millones de euros para Cónclave y Vijai.

La comisión para Bunge, representante de ambas empresas, por este fichaje fue de un millón 200 mil euros.

DE LA MANO DE IÑÁRRITU

Entre la familia futbolística del país, se señala al ex director de selecciones nacionales y ex presidente de la Comisión de Arbitraje, Héctor González Iñárritu, como "padrino" de Matías Bunge, su picaporte para ingresar al futbol mexicano.

Cuando González Iñárritu estuvo en selecciones nacionales, se le acusaba de dar acceso a Bunge al Centro de Alto Rendimiento de la FMF, ubicado al sur de la Ciudad de México, cuando las selecciones menores se encontraban concentradas en el inmueble.

Esta práctica, prohibida por la propia FMF, generó la molestia del resto de promotores que manejan el entorno de las selecciones nacionales quienes acusaban a González Iñárritu de ayudar a Bunge para firmar a varios de los seleccionados juveniles.

Y así fue. En su momento, jugadores como Ulisés Dávila, Jonathan Espericueta firmaron con el argentino, quien comenzó a representar sus carreras.
Bunge también trabajó de la mano de González Iñárritu durante su etapa como directivo de Tigres, convirtiéndose en su promotor de "cabecera".

SUS JOYAS

Después del Mundial de Colombia 2011 de la categoría Sub 20, Matías Bunge irrumpió de manera fuerte en el mundo del fútbol mexicano, quien llevó a Europa a jugadores como Ulises Dávila, Édson Rivera, el Flaco Diego Reyes y Jesús Manuel Corona.

El común denominador de este promotor es que suele ser más que un representante, pues se hace amigos a sus representados, inclusive hay casos donde el mismo agente les prestaba dinero a los jugadores juveniles.

Bunge se llevó a Europa a Édson Rivera y tras unos meses el jugador tuvo que volver a Atlas pidiendo perdón y una nueva oportunidad, pero Bunge no quedó bien parado con la antigua dirigencia.

Con Chivas pasó algo muy parecido, pues buscaba llevarse jugadores de la cantera rojiblanca al futbol europeo sin dejar ganancias a los planteles mexicanos.

Actualmente en Chivas tiene cuatro jugadores, destacando juveniles como Kevin Magaña.

Además, también es represente de Marco Bueno, Alfonso González, Alonso Escoboza, Toufic Guarch, Julio Gómez, Alexis Loera, Saúl Villalobos, Jonathan Espericueta, César Montes y Cándido Ramírez, entre otros.

El pasado Lunes, Matías Bunge le consiguió una prueba a Jairo Torres del Atlas con el Villareal, el representante está advertido que Jairo no se irá gratis de la entidad rojinegra, "si lo quieren, que lo paguen", le dijeron.

El hecho, es que los jugadores siempre lo respaldaban al argentino por sus apoyos económicos y porque les contaba que los podía llevar a Europa, a algunos los llevó de vacaciones y otros sí se quedaron.