juan lara
7 de agosto de 2015 / 04:45 p.m.

Lucas Alario anotó el primer gol de la victoria de River Plate por 3-0 sobre Tigres en la Final de la Copa Libertadores. Antes de esa jugada, el juvenil delantero protagonizó una de las jugadas más polémicas del partido.

Al minuto 8, Alario le hizo una entrada con los tachones por delante al tobillo Guido Pizarro; el árbitro Darío Ubriaco solamente decidió mostrarle la tarjeta amarilla, pero el delantero argentino afirmó que en caso de haber visto la roja, no hubiera protestado.

“Si me echaban, no podía discutirlo y me iba a arrepentir toda mi vida", dijo en el programa argentino ’90 minutos de futbol’.

Sin embargo, el futbolista de 22 años dijo que no era su intención lastimar al ‘Conde’, pero llegó tarde a la disputa por el esférico.

“En ningún momento fui a lastimarlo, quería ir a la pelota, pero llegué tarde y justo le agarro el tobillo. Me asusté porque cuando el árbitro pita y viene corriendo, no sabes qué va a sacar”, mencionó.

El árbitro del partido, Darío Ubriaco tuvo una actuación discreta, la jugada entre Alario y Pizarro fue una de las polémicas de la Final de la Copa Libertadores.