eduardo torres | @edutorresr
30 de junio de 2017 / 05:46 p.m.

La tristeza y el enojo son los sentimientos más repetidos después de que México quedó eliminado contra Alemania y el resultado abultado empeoró las cosas con respecto a las opiniones. ¿Realmente fue todo tan malo en la Copa Confederaciones?

Y aunque todavía queda el partido por el tercer lugar, ya es posible hacer una evaluación de los seleccionados de Osorio. A continuación te presentamos los cinco mejores y peores jugadores mexicanos durante los cuatro partidos del torneo.

Los peores 5

Oswaldo Alanís: No jugó siempre en su posición habitual, sobretodo en el juego frente a Alemania como lateral izquierdo le costaron mucho las subidas. Además de que dejó espacios importantes constantemente cuando los rivales atacaban.

Andrés Guardado: Hace un año era de los mejores futbolistas mexicanos, pero el paso del tiempo ha ido desgastando ese concepto. Su torneo fue reservado, la acumulación de tarjetas lo hizo perderse el partido de semifinal.

Giovani Dos Santos: Se veía fuera de ritmo, como si sus compañeros estuvieran en un escalón más arriba que él. Jugando por fuera y por dentro parecía no estar del todo acoplado a lo que conjuntamente se buscaba. Tiene destellos medianamente positivos, pero no era suficiente para mantenerse con los minutos que gozó durante el torneo.

Carlos Salcedo: Usarlo como lateral derecho parecía una idea buena, en Italia llegó a jugar así, sin embargo parecía no sentirse tan cómodo y a veces recurre a la violencia para detener a los rivales. Una lesión terminó temprano con su participación.

Diego Reyes: De central, lateral y mediocentro. Quizá es en esta última posición donde menos agradó, estaba destinado a la destrucción del juego rival, pero su capacidad para crear rozaba lo nulo. Héctor Herrera e incluso Rafael Márquez se vieron mejor durante los breves momentos que jugaron allí.

Los mejores 5

Javier Hernández: cada vez es un jugador más completo y esto se demostró durante el torneo, ha crecido mucho en su lectura de los momentos para realizar los movimientos que más le convengan a él y a sus compañeros. Anotó un gol frente a Portugal, tuvo algunas otras oportunidades que desafortunadamente no pudieron ser concretadas.

Javier Aquino: quizá fue el mejor por su desequilibrio y apoyos defensivos al máximo en cada oportunidad que era requerido, una de las cosas que más podrían molestar de este torneo es que no haya jugado más. Sus partidos normalmente eran bastante positivos, incluso tuvo que ver con goles frente a Nueva Zelanda en conducciones y asistencias.

Héctor Moreno: es verdad que tuvo algunos errores puntuales, pero con salida de balón y con destrucción del juego aéreo del rival se notó bastante bien. Como capitán y líder de la defensa dejó claro que seguirá siendo un eslabón importante para Juan Carlos Osorio.

Carlos Vela: jugó menos de lo esperado, y siempre tenía algún gesto positivo para el colectivo. Asistencias, pases entre líneas, ganar tiempo y espacio. Él es otro de los grandes reclamos que se le hacen a Osorio.

Jonathan Dos Santos: fue el jugador que más sorprendió por su nivel de presión constante, el juego contra Portugal es memorable. Corrió mucho y bien, hacia dónde presionar y hacia dónde orientar la salida del rival en caso de ser necesario, cuando podía trata de penetrar desde segunda línea para llegar de forma sorpresiva al área rival.

¿Tú qué opinas de estos 10 jugadores? Puedes comentarnos en Twitter: @edutorresr