AGENCIAS
8 de octubre de 2015 / 01:48 p.m.

La empresa que gestiona los derechos de imagen de Leo Messi, 'Leo Messi Management SLU', ha emitido este jueves un comunicado en el que afirma que la Abogacía del Estado "contradice la solicitud y el criterio de la Fiscalía", tras conocerse que un juez ha enviado a juicio al delantero argentino y a su padre acusados de tres delitos fiscales.

El titular del juzgado de primera instancia número 3 de Gavá (Barcelona) ha dictado auto de apertura de juicio oral por el que sentará en el banquillo de los acusados a Lionel Messi y a su padre, Jorge Horacio Messi, acusados de tres delitos contra la hacienda pública.

'Leo Messi Management SLU' señala que la petición de la Abogacía del Estados se refiere a tres delitos contra la Hacienda Pública cometidos entre 2007 y 2009.

Leo Messi Management SLU recuerda que la Fiscalía "no acusó a Messi el pasado 25 de septiembre de delito fiscal" y que "en su escrito, la Fiscalía razonó ampliamente los motivos que deben llevar a no acusar a Lionel Messi".

Considera la citada empresa que la Abogacía del Estado "contradice la solicitud y el criterio de la Fiscalía". Además recuerda que el escrito de la Abogacía del Estado fue presentado el 8 de julio, mientras que el de la Fiscal es de fecha posterior: el 25 de septiembre.

"La Abogacía del Estado representa los intereses de la Agencia Tributaria, mientras que la Fiscalía es el órgano de relevancia constitucional integrado con autonomía funcional en el Poder Judicial", insiste la empresa que representa a Messi.

Además, Leo Messi Management SLU recuerda que "la pena que solicita la Abogacía del Estado no implica su cumplimiento efectivo", así como anuncia que en las próximas semanas, la defensa de Messi "tendrá la oportunidad de presentar sus alegaciones de cara al juicio".

Las mismas corroboran, según la empresa de representación del jugador, que "la posición del Ministerio Fiscal, de no acusar a Lionel Messi, es la correcta".

Messi, que será juzgado por un juez de lo penal de Vilanova i la Geltrú (Barcelona), se sentará en el banquillo junto a su padre pese a que el fiscal solicitó el sobreseimiento de la causa para el futbolista, porque considera que no tuvo conocimiento del fraude que perpetró su padre.

El juez envía a juicio a Messi porque el abogado del Estado ha mantenido su escrito de acusación contra el astro en el que le considera, en contra de lo que opina el fiscal, "coautor" de los tres delitos con su padre por defraudar 4,1 millones de euros a Hacienda.

El abogado del Estado solicita para Messi y para su padre la imposición, para cada uno de ellos y por cada uno de los tres delitos, de siete meses y quince días de prisión, multa del tanto de la cuantía defraudada y la pérdida de la posibilidad de obtener subvenciones o ayudas públicas o incentivos fiscales durante un año y medio.