WILLIE GONZÁLEZ | @WILLIEMTY
21 de junio de 2017 / 03:05 p.m.

Ambos conjuntos saltaron con una formación táctica 5-3-2. México con Talavera en el arco, Salcedo, Araujo y Alanis como centrales, Damm carrilero derecho, Aquino carrilero izquierdo, Diego Reyes de cinco, Marco Rabian y Gio de interiores para dejar arriba a Oribe y Jiménez.

El partido comenzó con juego directo de ambos conjuntos durante los 10 primeros minutos con un solo disparo de Nueva Zelanda y una pelota parada que caso termina en gol. El equipo mexicano no lograba salir tocando desde el fondo.

No ligaba un ataque con posesión. El experimento de Osorio fue empeorando cada minuto que pasaba. Tenia años de no ver una selección tan mala. Les pudieron haber marcado los de Nueva Zelanda 4 goles en el primer tiempo.

Gracias a Talavera esto no sucedió, de hecho el gol de Nueva Zelanda es a quema ropa. Sinceramente creo que los jugadores no tienen la culpa de que a Osorio se le haya ocurrido esta ensalada de ocho cambios en relación al juego contra Portugal.

Damm y Aquino no son carrileros. Reyes no es contención y para acabarla de amolar Salcedo se lesiono. Pésimamente coordinada la linea de tres en el fondo y ahora no hubo buen pie ni ataque combinado. Los primeros 45 minutos fueron los peores que he visto desde el juego contra Chile en Copa America.

Gio y Marco Fabián ni cerca de Jona y Herrera. Nueva Zelanda tuvo 6 tiros a gol con un 39% de la posesión de la pelota mientras que México tuvo 5 disparos a gol con un 61% de posesión de la pelota. Para la segunda parte Herrera entro por Alanis y ocupo la contención. Reyes paso a la linea de tres en el fondo.

Y el equipo mejoro de manera considerable. Aquino y Damm se convirtieron en extremos. Marco Fabián, Gio, Jimenez y Oribe en el borde del área y México comenzó a ofender con muchos jugadores al frente y toda la potencia necesaria. Hasta que cayo el gol después de un jugadón de Aquino quien hizo un túnel y Jiménez la clavo en el angulo de media vuelta para poner el uno a uno.

Y el mismo Aquino hizo una genialidad al volverse a llevar al mismo hombre del túnel, tiro una diagonal para que Oribe Peralta marcara de zurda el 2 a 1. Entro Rafa Márquez por Moreno y se acomodo como central por derecha, Araujo de libero y Reyes de stoper por izquierda en su tercera posición de la noche.

Al 85 Nueva Zelanda estrello una en el poste, casi el empate para ellos. México tuvo en los pies de Damm pero erro sus dos disparos a gol. El segundo tiempo fue otro para México quien se encumbra como el primer lugar de su grupo y sacando un empate ente Rusia esta en la siguiente fase. Cosa que se ve muy factible si Osorio manda al terreno de juego a sus once titulares.

AG