AGENCIAS
7 de junio de 2016 / 11:31 a.m.

El ex entrenador del Chelsea José Mourinho, la ex médico del equipo Eva Carneiro y el propio club llegaron a un acuerdo económico para resolver su conflicto judicial, anunció este martes un representante de los 'Blues' ante el tribunal de Croydon.

"Las partes llegaron a un acuerdo cuyos términos se mantienen confidenciales", declaró este representante ante el tribunal, cuando se reanudó la audiencia, que había empezado el lunes.

Eva Carneiro acusaba a Mourinho de abuso y discriminación, afirmando que el portugués le había hecho la vida imposible hasta el punto de verse obligada a abandonar su trabajo en el Chelsea.

El acuerdo pone fin al proceso judicial, subrayó el club, que lamentó las circunstancias que llevaron a Eva Carneiro a dejar su puesto.

"El club (...) pide disculpas sin reservas a ella y a su familia por los daños causados", añadió, subrayando que la médico "siempre puso el interés de los jugadores del club como prioridad".

Mourinho, presente en la audiencia, "agradece también a la doctora Carneiro el apoyo que dio al equipo".

Por su parte, Eva Carneiro, que había rechazado un primer acuerdo de 1,2 millones de libras (1,5 millones de euros), se declaró "aliviada" por el cierre de este caso. "Mi prioridad siempre fue la salud y la seguridad de los jugadores", apuntó en un breve comunicado.

Mourinho apartó a Carneiro del cuidado del primer equipo por un incidente en agosto de 2015, en el primer partido de liga del equipo, que acabó 2-2 ante el Swansea.

El entrenador reprochó con vehemencia a la médico que ingresara en el terreno de juego para atender a Eden Hazard en los últimos minutos del partido, lo que obligó al jugador a salir momentáneamente de la cancha, como dicta el reglamento, y dejó al Chelsea con 9 jugadores porque ya había perdido a su arquero por expulsión.

Además de los gestos de desaprobación que realizó en la cancha, Mourinho dijo al término del partido que Carneiro había sido "impulsiva e ingenua" y sugirió que no sabía nada de fútbol.

Tras haber sido apartada del primer equipo, Carneiro abandonó el club en septiembre.