EFE
13 de febrero de 2017 / 03:28 p.m.

Las pruebas médicas realizadas a la mexicana Nayeli Rangel, del Fundación Cajasol Sporting de Huelva, han descartado que sufra una lesión grave en una rodilla, como en principio se temió por parte del club y de la propia jugadora, al haber revelado una resonancia que no tiene ninguna rotura.

La centrocampista y capitana de la selección de México tuvo que retirarse con ostensibles gestos de dolor a diez minutos para el final del encuentro del pasado domingo entre el Sporting y el Oiartzun vasco, de la Primera División femenina de fútbol y disputado en el Nuevo Colombino de Huelva.

Según informó en un comunicado el club, la resonancia a la que ha sido sometida este lunes Nayeli Rangel ha descartado cualquier tipo de rotura en la rodilla derecha y "sólo se perderá entre uno y dos partidos" al tratarse de una elongación.

La internacional mexicana, una de las estrellas del Sporting de Huelva, se mostró agradecida en su cuenta de la red social Twitter por los mensajes de ánimo recibidos. "Gracias a Dios solo ha quedado en un gran susto y en unos días estaré de regreso", afirmó.

Tras el partido, el club y su entrenador, Antonio Toledo, expresaron su preocupación por el posible alcance de la lesión de la jugadora de Monterrey (Nuevo León), que cumplirá 25 años el próximo 28 de febrero, e incluso el técnico se temió lo peor al indicar que la propia futbolista le había transmitido sus malas sensaciones.

Por el contrario, las noticias no han sido positivas para su compañera Sandra Castelló, ya que a la polivalente jugadora alicantina le han quitado este lunes la escayola por su lesión en una mano, pero, al tener la fractura muy fresca, deberá permanecer aún unas tres semanas con la zona inmovilizada