REDACCIÓN

20 de abril de 2015 / 02:23 p.m.

Durante un entrenamiento del Barcelona, Luis Suárez estuvo de bromista con Neymar, quien al levantarse del césped le dio un rodillazo en sus partes nobles.

Por un momento el uruguayo se quedó agachado con dolor, sin embargo se recuperó rápido y siguió riéndose de la situación.