RAFAEL RIVERA
25 de julio de 2015 / 04:38 p.m.


Tras la derrota en semifinales de la Copa Oro ante México, la selección de Panamá ha mostrado su inconformidad por el trabajo arbitral, señalando dicho partido como un robo. Previo al juego ante Estados Unidos, por el tercer lugar del torneo, los jugadores canaleros mostraron de nueva cuenta su inconformidad.

Al llegar al estadio PPL Park, los pupilos de Hernán Gómez causaron un gran revuelo, al portar unas playeras con el mensaje de “respetemos el futbol. La dignidad no se compra”. Igualmente el delantero mexicopanameño Roberto Nurse hizo clara su molestia, al compartir dicha frase en su cuenta de Twitter.