RAFAEL RIVERA - @RAFADATOS
10 de octubre de 2015 / 09:28 p.m.

Con el marcador empatado 1-1, el primer tiempo del choque entre Estados Unidos y México se vio marcado por la violencia, debido a un conato de bronca en los últimos minutos.

Producto de choque entre Oribe Peralta y el arquero norteamericano Brad Guzan, los ánimos de los jugadores se encendieron, al momento de reclamar al cuerpo arbitral. El partido se vio detenido unos minutos, debido a que los esfuerzos se concentraron en detener a Peralta y Guzan.