redacción
17 de junio de 2015 / 11:43 a.m.

Un video se ha hecho viral, en donde un arquero dejó seguir una atajada viva por celebrar antes de terminar la jugada, esto ocurrió en un partido infantil de la liga de Escocia.

Debido a esto, el árbitro decidió dar el gol y es por eso que se lo conoce como el penal más surrealista de la historia.