NOTIMEX
8 de junio de 2016 / 11:23 p.m.

Perú dejó pasar la oportunidad de amarrar la clasificación a la segunda fase de la Copa América Centenario, al perder una ventaja de dos goles para terminar empatado 2-2 con un combativo Ecuador, que fue de menos a más en el encuentro.

Gracias a los goles de Christian Cueva, al minuto seis, y Edison Flores (13) parecía que los “incas” aseguraban un encuentro vital para la clasificación, pero Énner Valencia (39) y Miller Bolaños (48) concretaron la igualada por Ecuador.

Así, la clasificación de ambos sigue en el aire, aunque Perú es de momento segundo del Grupo B con cuatro puntos, mismos que tiene Brasil, mientras Ecuador llega a dos empates y tiene dos puntos, por lo que es tercero por encima de Haití, que ya está eliminado.

La “albirroja empezó presionando el encuentro y no tardó en encontrar su recompensa con una jugada personal de Cueva, que en llegada personal ingresó al área para fulminar al arquero desde el punto penal.

El equipo llegó con otra imagen que la que dio con el sufrido triunfo de 1-0 ante Haití. Basó su juego en el toque y la presión para lograr desbaratar la línea defensiva ecuatoriana, lo cual lograron a los 13 minutos, en un balón parado que acabó con el segundo gol.

El tanto abría la puerta a una posible goleada, a causa del futbol que estaba demostrando y sobre todo porque el rival no encontraba cómo recomponerse para imponer su estilo. Sin embargo, Perú pagó caro la confianza, Miller Bolaños no falló, los sorprendió en su propia área en la primera clara que tuvo, al 39.

El 2-1 les sirvió a los ecuatorianos para llegar al segundo tiempo con más confianza. El entrenador Gustavo Quinteros supo mover sus piezas y en la segunda parte, la “Tricolor” fue completamente otra selección de más posesión y juego vertical logrando batir la portería enemiga en los primeros minutos del segundo tiempo.

El encuentro dio un giro radical, se trabó en el medio campo, pero entonces Perú se vio más presionado, tratando de intentar por todos los medios recuperar el control, pero ya con el rival crecido no hubo manera de quitarse de encima un empate con sabor a derrota.

Ahora, todo se definirá en la última jornada, donde Ecuador, que llega con dos puntos, jugará ante Haití, que ya no pelea nada, mientras Perú, que depende de sí mismo, se juega todas opciones de seguir con vida ante Brasil el próximo domingo, le vale solo la victoria o el emapte y esperar la diferencia de goles.

El árbitro Wilmar Roldán tuvo una aceptable labor, por los “incas” amonestó a Carlos Gruezo y expulsó por doble amarilla, ya sobre el final del encuentro, a Gabriel Achilier; por Ecuador, mostró la preventiva a Óscar Vilchez.