redacción
30 de abril de 2015 / 07:24 p.m.

El Valencia no pudo vencer en su visita al Rayo en la fecha número 34 del fútbol español al empatar 1-1. El cuadro naranja se alejó de la tercera posición de la General que ocupa Atlético de Madrid.

Pero aparte de que no se pudo derrotar a un rival de media tabla, fue la acción del único tanto local lo que desató el desconcierto de los hinchas del equipo de Mestalla. Diego Alves, arquero brasileño, no pudo contener un disparo a las manos de Embarba, quien al minuto 20 abriría el marcador a favor de los de Vallecas, para así sufrir el "oso" de la jornada gracias, en gran parte, al la luz del sol que le impedía ver cómodamente.

"Así es la vida de un portero, un día estás en el cielo y otro en el infierno. Fue mi culpa y tomo la responsabilidad", declaró el guardameta tras el partido.