RAFAEL RIVERA
18 de mayo de 2015 / 04:20 p.m.

Después de varios días de incertidumbre, la CONMEBOL dio a conocer su decisión sobre el destino del juego entre Boca Juniors y River Plate, correspondiente a la vuelta de los Cuartos de Final de la Copa Libertadores. Debido a que los jugadores 'Millonarios' fueron rociados con gas pimienta, el segundo tiempo no pudo llevarse a cabo, lo cual a la postre provocó una sanción para los xeneizes.

Ante el comportamiento de sus aficionados, Boca quedó fuera de la justa internacional, al perder en la mesa por 3-0. Además de la polémica eliminación, la escuadra argentina desató otro detalle particular, el cual podría marcar la historia de los Superclásicos argentinos.

Según las reglas de esta entidad, el equipo que rompa las reglas perderá de manera automática por 3-0, cuyos goles por lo general son registrados para el capitán del equipo ganador. La banda de capitán de River la ocupa el arquero Marcelo Barovero, quien según esta reglamentación, sería el responsable de los 3 goles del encuentro.