rafael rivera - @rafadatos
25 de febrero de 2016 / 03:04 p.m.

Enfrentando al Anderlecht de Bélgica en la Europa League, Alan Pulido vivió su segundo partido al hilo como titular en el Olympiacos, siendo fundamental para que el cuadro griego tomara la ventaja.

Mientras intentaba superar a la defensa del cuadro belga, el mundialista mexicano provocó una mano en el área rival, la cual fue marcada como penal a favor de ‘La Leyenda’.

Al minuto 29 Kostas Fortounis fue el encargado de cobrar la pena máxima, adelantando a los campeones griegos por 1-0, empatando el global de la serie de dieciseisavos de final 1-1.