12 de agosto de 2013 / 07:47 p.m.

 

A solo una semana de que nuestros pequeños regresen a sus clases  no solo  nosotros estamos ansiosos por ello también nuestros hijos lo están.

Sus caritas están llenas de emoción por saber que les deparará la escuela, que salón se les asignará, cómo será su maestra etc.

Por nuestra parte ya tenemos sus útiles escolares, ya compramos los uniformes y hemos iniciado la cuenta regresiva a clases.

Aunque en teoría todo suena fabuloso, ya que por fin se irán a la escuela y podré dedicar más tiempo a mi trabajo, a mi rutina de ejercicios y a mi hogar. Pero recordemos que pasó el año pasado por estas fechas, llorar en la mañana, irse sin desayunar, útiles incompletos etc.

Ante este reto solo queda una cosa: prepararnos y por ello a continuación enlistamos algunas orientaciones que pudieran hacer feliz este regreso a clases.

-       En esta semana terminemos con los horarios de desvelo. Hay que iniciar la rutina de antes dormir a las 8:00 pm y despertar a las 6: 30 0  7:00 am. Ya no mas fiestecitas, pijamadas, o cenas noches. Hay que ir acostumbrando al cuerpo a dormir las horas correspondientes.

 

-       Sacar el televisor de su habitación, evitar que se desvele por este motivo y aunque llore no ceder. Es necesario que se acostumbre a dormir desde temprano.

 

-       Animarle dándole libros atractivos a iniciar un sencillo programa de lectura. Un capítulo o cierta cantidad de hojas por día, evitar que pase el día viendo tv. Al finalizar el día conversar con él sobre la lectura, intercambiar puntos de vista de eso y sacar conclusiones o aprendizajes.

 -       Asegurarnos que hemos comprado todos y cada uno de los útiles escolares que se pidieron. No tratemos de salir de comprar un domingo antes del regreso a clases,  ya que nos agotaremos y no dormirán los niños ni nosotros lo suficiente para despertar tranquilo, listo para las clases.

 

 

-       Forrar sus libros con tiempo, no dejar todo para la noche anterior del regreso a clases. Evitemos correr contra reloj y desvelarnos por hacer todo a última hora.

 

-       Si usted necesita un transporte escolar contrátelo esta semana, visite la escuela donde cursará su hijo este año escolar, hago los trámites necesarios y asegúrese que el chofer conoce la ruta. Pregunte a qué hora pasará a recogerlo y a qué hora lo regresará.

 

-       Al compartir vehículo con vecinos o amigos deje en claro como se establecerá el rol de ida y vuelta, la hora en que se realizará y quien será el responsable, ya que si no se acuerda esto desde el inicio, usted estará con la incertidumbre de que se acerca la hora de entrada y su hijo aun está en casa y usted tiene que ir a trabajar.

 

-       Si le es necesario realice su menú de desayunos y aperitivos de media mañana, esto evitará la eterna pregunta ¿qué iremos a desayunar mañana? o levantarse sin saber qué hacer y perder tiempo pensando y buscando los ingredientes necesarios.

 

-       El día anterior de inicio de clases asegúrese de colocar más de una alarma para despertarse, evite las que se cargan con electricidad. Use una de ellas y otra de pila o cuerda, así no llegará tarde.

 

-       Así mismo antes de dormir debe estar seguro que colocó todos los materiales necesarios en su bolsa o mochila correspondiente para llevar al día siguiente a la escuela. Si los busca por la mañana esto se convertirá en un caos de frustración.

 

-       Estando en la escuela, solo asegúrese que su hijo entre al salón correspondiente, no se demore más de lo necesario. Esto lo agradecerán los maestros ya que su presencia angustiará a su hijo y terminará llorando en sus brazos y usted frustrado y triste.

 

-       Deséele un feliz inicio de clases a su hijo abrácelo y sonríales, no van a la horca ni a algún patíbulo, ellos inician  y / o continúan su desarrollo intelectual, y social

 Miriam Benítez González