RAFAEL RIVERA
4 de julio de 2015 / 08:27 p.m.

Con su victoria ante Argentina, la selección chilena obtuvo la mayor gloria de su historia, al coronarse campeones de la Copa América por primera vez en su historia. En la cancha del estadio Nacional, 'La Roja' desató la euforia de sus aficionados, al igual que le dio una motivación especial a una de sus estrellas.

Con seis partidos disputados, el mediocampista Charles Aránguiz fue pieza fundamental en el paso del cuadro chileno, destacando en la gran final. Tras esta victoria,, 'El Príncipe' encarará otro gran reto en su carrera, al prepararse para disputar las semifinales de la Copa Libertadores. El ahora campeón de la Copa América, es parte fundamental del cuadro brasileño Internacional de Porto Alegre, rival de Tigres en la justa sudamericana.