agencias
2 de abril de 2015 / 05:17 a.m.

Un gol a ocho minutos del final del juvenil Juan Kaprof ha dado al River Plate el título de la primera edición de Supercopa Euroamericana en el estadio Monumental con una victoria pírrica por 1-0 en un partido ríspido y espeso.

La cita en Buenos Aires reunió al campeón de la Copa Sudamericana y al vencedor de la Europa League, aunque con plantillas diezmadas por la presencia de muchas figuras en los compromisos amistosos de sus selecciones.

El Sevilla reclamó un penalti en el segundo tiempo sobre Aleix Vidal que pudo cambiar la historia del encuentro que estaba empatado.

El juvenil Juan Cruz Kaprof, que había ingresado en el intervalo por le lateral Gabriel Mercado pescó en río revuelto a los 82 minutos al ganar el balón a un custodio. Su remate de tacón dejó sin opciones a Barbosa, que había entrado en sustitución del portugués Beto.

Durante el primer tiempo hubo una leve superioridad del conjunto local, que manejó la pelota especialmente gracias a los precisos pases de Leonardo Pisculichi.

Apenas comenzado el segundo tiempo, River Plate convirtió un gol que fue correctamente anulado por posición adelantada por el árbitro paraguayo Enrique Cáceres.

Tras el gol, el Sevilla se posicionó unos metros más adelante para intentar empatar.