agencias
8 de mayo de 2015 / 12:46 p.m.

Con gol de penalti del uruguayo Carlos Sánchez, River Plate venció por 1-0 a Boca Juniors en el encuentro de ida por los octavos de final de la Copa Libertadores, y sacó ventaja para la definición de la serie.

Sánchez marcó al minuto 81 y le permitió al equipo 'millonario' ponerle punto final al invicto de Boca en este 2015 en 18 partidos y desquitarse de la derrota sufrida ante este mismo rival el domingo por el certamen local.

Al minuto 87, River sufrió la expulsión del delantero colombiano Teófilo Gutiérrez, quien no podrá disputar la revancha del próximo jueves en el estadio 'La Bombonera'.

El cambio de esquema que implementó el técnico Marcelo Gallardo con dos mediocampistas centros como Leonardo Ponzio y Matías Kranevitter le permitió a River tomar el control del juego en los primeros minutos.

La dupla ofensiva de Rodrigo Mora y Gutiérrez llevó complicaciones a una defensa que sufrió mucho por las bandas con Nicolás Colazo y Leandro Marín, que no demostraron solvencia.

No obstante, la falta de puntería de Gutiérrez, dos intervenciones del portero Agustín Orion y una salvada providencial de Marco Torsiglieri impidieron la apertura del marcador.

Además, Boca sufrió la salida por lesión de Daniel Díaz y el ingreso en su lugar de Guillermo Burdisso.

En el inicio del segundo tiempo, Boca tuvo una doble oportunidad, primero con un remate de Jonathan Calleri que encontró una gran respuesta de Marcelo Barovero y luego un tiro apenas desviado de Colazo.

Boca logró nivelar el mediocampo con la presencia de Fernando Gago y Pablo Pérez, sumado a la conducción del uruguayo Nicolás Lodeiro.

Sin embargo, River dispuso otra vez de una oportunidad que desperdició Sánchez con una débil definición que encontró una respuesta satisfactoria de Orión.

Cuando todo se encaminaba a un empate sin goles, Gago tuvo una mala salida y una rápida habilitación para el ingresado Gonzalo Martínez encontró una infracción de Burdisso, que el árbitro Germán Delfino condenó con penalti.

El uruguayo Sánchez ejecutó con frialdad y River logró un triunfo que permitió el desahogo y la celebración de los simpatizantes 'millonarios'.