agencias | @mmdeportesmx
25 de febrero de 2017 / 09:38 p.m.

El Roma y el Ayuntamiento capitalino han llegado a un acuerdo para la edificación del nuevo estadio del conjunto "giallorosso", tras semanas de ciertas discrepancias entre los representantes del club y la Junta de la alcaldesa romana, Virginia Raggi.

Tras varios meses de negociaciones y de polémicas de los últimos días, la dirección del club y el Ayuntamiento han llegado a un acuerdo que permitirá la construcción del nuevo estadio de propiedad del Roma.

"Anunciamos que esta administración ha llegado a un acuerdo con el Roma", dijo Raggi al salir del consistorio romano poco antes de las 23 locales.

"Ahora", prosiguió, "se trabajará sobre un proyecto 2.0, que será nuevo y de dimensiones reducidas".

La alcaldesa, que había sido hospitalizada por la mañana después de sentir dolores leves, acudió a la cita con el Roma por la tarde y cerró el acuerdo por la noche.

Las modificaciones aportadas tendrán que ver con la ubicación, reducida de 1.100.000 metros cúbicos a 550.000 metros cúbicos y con el impacto ambiental del denominado "Business Park", que preveía la edificación de tres torres.

La Junta capitolina acordó con el Roma levantar "edificios de bajas dimensiones" y de estándar energético A4, el más avanzado en este momento.

El coliseo romanista tendrá 52.500 asientos y estará ubicado en la zona de Tor di Valle, en el sureste de Roma, a unos veinte minutos de distancia tanto del centro de la ciudad como del aeropuerto internacional de Fiumicino.

El presidente del Roma, el estadounidense James Pallotta, celebró el cierre de las negociaciones y dijo que por fin su club tendrá una instalación que "podrá lucir ante el mundo".

"Esta es una noche importante para el Roma. Estamos ansiosos por construir un estadio que Roma podrá lucir ante el mundo", señaló, según un mensaje publicado en la página web del club.

El Roma tendrá ahora que revisar su proyecto para adaptarlo a las nuevas condiciones acordadas con el Ayuntamiento y de ahí podrá empezar la edificación del nuevo estadio.

El coliseo del club capitalino será el cuarto estadio de propiedad de un equipo italiano, tras el Juventus Stadium (Juventus Turín), el Mapei Stadium (Sassuolo) y la Dacia Arena (Udinese).