CORTESÍA MILENIO
29 de mayo de 2016 / 12:23 p.m.

Este domingo por la mañana se dio a conocer que el delantero de Olympiacos, Alan Pulido fue privado de su libertad en la madrugada de este 29 de mayo, información que fue confirmada por la Procuraduría de Justicia de Tamaulipas.

Este no es el único caso en el futbol, pues jugadores, entrenadores y sus familias han sido víctima de este delito.

Rubén Omar Romano

El más reciente caso en México fue el secuestro de Rubén Omar Romano, el 19 de julio de 2005, quien fue liberado 65 días después por elementos de la entonces llamada Agencia Federal de Investigaciones (AFI). Rubén salía de un partido amistoso en las instalaciones de La Noria cuando una camioneta interrumpió su camino para, posteriormente, llevarse al entonces técnico del Cruz Azul. "Volví a nacer" fueron las palabras de Rubén tras su liberación.

Jorge Campos

Otro hecho que ocurrió en México fue la privación de su libertad de Álvaro Campos, padre del ex portero de la selección mexicana, en febrero de 1999, fue secuestrado y liberado seis días después, toda vez que familiares del desaparecido pagaran cerca de 200 mil dólares como rescate.

Carlos Tévez

Segundo Tévez, padre de Carlos Tévez, ex jugador de la Juventus, fue secuestrado la mañana del 29 de julio de 2014 por tres hombres, quienes en un principio solo querían robarle la camioneta en la que viajaba; al saber de quién se trataba, los delincuentes decidieron privarlo de su libertad y pedir un rescate millonario.

La familia se dio cuenta del suceso, tras las llamadas que les realizaron los secuestradores; posteriormente, se comunicaron con Carlos Tévez y uno de sus hermanos para comenzar con las negociaciones.

Después de ocho horas de estar cautivo, Segundo Tévez fue puesto en libertad.

Juan Román Riquelme


Cristian Riquelme, hermano del ex jugador de Boca Juniors, fue secuestrado en la puerta de la casa de un amigo en abril del 2002.

Cristian, quien también se desempeñaba como futbolista fue liberado después de 29 horas; luego de que su hermano y su representante, Marcos Franchi negociaran con sus secuestradores. El pago fue 160 mil dólares.

Diego y Gabriel Milito

El padre de los futbolistas del Racing e Independiente, Diego y Gabriel Milito fue raptado en la esquina de su casa el 28 de agosto de 2002.

Los hermanos Milito tuvieron que pagar 100 mil pesos argentinos por el rescate de Jorge Milito.