14 de mayo de 2013 / 02:43 p.m.

La seguridad en los niños es muy importante, ya que ellos deben de confiar en lo que sienten, lo que piensan y que las decisiones que toman son correctas.

Para que un pequeño logre sentirse seguro y confiado, es necesario que los padres le ayuden a hacerlo. ¿Qué papel entonces jugamos como padres? Es necesario brindarles situaciones donde ellos ensayen esas decisiones, y de igual manera aconsejarles y mantener una comunicación permanente con ellos.

A continuación presentamos algunas situaciones donde es necesario que los niños sientan seguridad.

Personas desconocidas.

-Las personas desconocidas, son personas que no conocen y que siempre encontrarán en l as actividades que realicen, aunque no hay porque temerles, si deben existir reglas de seguridad cuando no hay personas adultas de confianza. Algunas reglas pudieran ser: mantener una distancia con ese adulto desconocido, si el se acerca caminar algunos pasos hacia adelante siempre alejado de esa persona.

- No acudir con personas extrañas, cuando les llame. Aún y conozca su nombre no deben de acercarse ni conversar con ellos bajo ninguna circunstancia, eso incluye: preguntas, indicaciones, etc.

- Cuando los extraños le ofrezcan regalos, no aceptarlos, así sea el dulce más deseado, o cosas de su propiedad.

- Jamás acompañar a los extraños a ningún lugar, ni aunque les diga que sus papas lo enviaron.

Cuando están solos en casa.

- Cuando sus padres están ausentes, ya sea momentáneamente por estar con la vecina, bañándose, o en el jardín etc. deben de tener en claro que acciones realizar.

-  En lo posible no contestar llamadas telefónicas, salvo que sean números conocidos.

- Si deben de contestar jamás dar información de que se encuentran solos, siempre indicar que sus padres están ocupados, si es necesario está en libertad de colgar el teléfono cuando siente que la persona insiste con preguntas.

- Cuando alguien llama a la puerta, en lo posible no abrir si es insistente el llamado primero preguntar ¿quién es? Nunca abrir la puerta a menos que sea un familiar o persona autorizada a estar mientras los padres no estén.

- Cuando sean personas desconocidas, simplemente decir que en ese momento su mamá no puede atenderle que vuelva mas tarde.

 - Si es necesario dejar un paquete, solicitar a la persona que lo deje en la puerta, o con algún vecino. Jamás abrirles la puerta.

Situaciones de Emergencia:

- Los niños deben de tener muy en claro que acciones emprender ante una emergencia, enséñelo cuales son los números de emergencia, tanto de instituciones diversas, como la de familiares o de los celulares de los padres.

-  Entender que pueden llamar a un vecino o hacer lo que sea necesario para estar seguros y fuera de peligro.

- Saber su nombre, el nombre de sus padres, su dirección, su número de teléfono.

- No  quedarse callado ante situaciones de emergencia, si un adulto no le escucha recurrir a otro.

 ***

Es necesario educar a los pequeños en estas situaciones, las reacciones asertivas de ellos pueden muchas veces hasta salvarles la vida.

Actuemos ahora en prevención y evitemos el arrepentirnos después, nuestros niños son lo mas importante  y deben de estar sanos y seguros siempre.

Miriam Benítez González