EFE
29 de mayo de 2016 / 03:07 a.m.

El argentino Diego Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, dejó este sábado una duda sobre su continuidad en el equipo, con la frase "es momento de pensar", después no concretó en una pregunta sobre si garantiza que seguirá en el club rojiblanco e insistió en que se plantea "pensar".

"¿Qué le digo a la gente? Que la única manera de seguir insistiendo es trabajando. Es un momento para pensar de parte mía. Y en este momento estoy", valoró en rueda de prensa. Desde esa última frase surgieron después hasta tres preguntas posteriores, al dejar en el aire su permanencia en el Atlético, con el que tiene contrato firmado hasta dentro de cuatro años, hasta el 30 de junio de 2020.

¿Se plantea su continuidad? "Me estoy planteando pensar, nada más que eso". ¿Qué significa ese tiempo para pensar? "Me están preguntando que es lo que pienso y le contesto lo que me sale y en realidad me viene esta sensación", respondió el técnico después.

¿Puede garantizar que va a seguir en el Atlético? La última pregunta de la rueda de prensa. "Repito una vez más lo que ustedes me preguntan. Contesto lo que siento, una cosa lógica después de una derrota como la de hoy", contestó antes de dedicar una serie de elogios a sus jugadores: "Estoy orgulloso de mis futbolistas".

"Han hecho un esfuerzo extraordinario en una nueva Champions seguramente durísima para nosotros, eliminar al Barcelona, al Bayern, perder 1-0 al principio en la final, fallar un penalti, empatar... A los jugadores los quiero muchísimo y está claro que han dado y dan lo que tienen en cada pelota. Lo que fue Gabi, Koke, Godín... El esfuerzo fue tremendo", continuó.

"Tengo un grupo de futbolistas seguramente muy fuertes y les comentaba en el campo, no lloren, porque cuando uno da todo, hace un esfuerzo enorme para llegar a esta instancia, el fútbol también es destinos y está claro que hoy no estaba destinado para nosotros", explicó Simeone, que prefiere "pensar y reflexionar".

"No sé lo que duele más (entre las finales de Lisboa y Milán). Duele ver a la gente que pagó la entrada, que viajó, que se entusiasmó, se ilusionó y yo, como cabeza responsable del club en cuanto a lo futbolístico, no le pueda dar lo que quería. Y eso me duele más que cualquier otra situación", explicó.

Fue rotundo en su valoración de la derrota. "Del segundo no se acuerda nadie. Perder dos finales es un fracaso y hay que aceptar el momento curándote las heridas en casa", expuso el técnico, sobre el duelo de este sábado y el partido de 2014 en Lisboa, al tiempo que añadió: "Para el Atlético de Madrid llegar a dos finales en dos años es maravilloso, pero yo no me quedo contento con eso".

"El que gana siempre es mejor. Y el Madrid fue mejor, porque ganó. Y nosotros no pudimos resolver en la tanda de penaltis la posibilidad de salir campeón", continuó Simeone, que felicitó al conjunto blanco, "que una vez más ha sido superior" a ellos "esta vez en la tanda de penaltis".

"Felicitar al equipo rival por una buena conquista de un trofeo con mucha historia y con mucha jerarquía. Nosotros empezamos mal el partido, después nos acomodamos un poquito mejor. El segundo tiempo tuvimos la posibilidad de empatar enseguida, ellos tuvieron en una jugada previa al empate nuestro una situación para definirlo, empatamos y después fue muy táctico. Los dos equipos estábamos bastante cansados y haciendo el esfuerzo necesario al mismo tiempo para llevarse el partido en una jugada aislada", añadió.

También habló del francés Zinedine Zidane: "Pienso que ha tenido la fortuna de entrenar a uno de los tres mejores equipos del mundo, el Bayern, el Barcelona y el Real Madrid, y siempre salir campeón te posiciona en un lugar privilegiado".